Select Page

La industria del petróleo y el gas es un pilar crucial que ayuda a soportar y sostener la economía global. Constituye una gran parte del sector energético, aunque, debido a preocupaciones medioambientales, los países ahora están cambiando a fuentes de energía renovables. Toda la industria petrolera está estructurada como un sistema sostenible que se compone de tres sectores principales que trabajan juntos de manera armoniosa. Para mantener la energía fluyendo a través de estos tres sectores debe existir demanda.

El sector distribuidor

El sector distribuidor de la industria petrolera se compone principalmente de subsectores de exploración y producción de petróleo. La totalidad de la industria de exploración y producción de petróleo está impulsada por corporaciones privadas de exploración de petróleo controladas por el gobierno. Este es el sector más importante de los tres, ya que garantiza que la creciente demanda mundial de petróleo sea suficiente a través del aumento proporcional de las actividades de exploración petrolera.

Para optimizar la producción, las compañías petroleras invierten en actividades de exploración de petróleo en tierra y en alta mar en busca de posibles terrenos petroleros. Cuando llegan a un área con posible viabilidad económica de petróleo y gas, se trasladan a la mina, extraen y almacenan el petróleo para que el sector intermedio se haga cargo.

El sector intermedio

El sector intermedio de la industria del petróleo y el gas es responsable de obtener, procesar, refinar, almacenar y transportar petróleo a gran escala dentro del mercado. El sector intermedio se concentra particularmente en facilitar la disponibilidad mayorista de petróleo y gas en el mercado. Para satisfacer la alta demanda de petróleo en el mercado, el sector está compuesto por múltiples compañías que aplican las tecnologías y los equipos necesarios de refinación, almacenamiento y transporte de petróleo.

La investigación y el desarrollo han avanzado en el sector intermedio para garantizar procesos acelerados que sean más seguros y automatizados. El sector intermedio básicamente trabaja con el petróleo crudo suministrado por el sector distribuidor, lo refina y aprovecha los productos para el sector descendente.

El sector transformador

El sector transformador de la cadena de suministro de petróleo está compuesto principalmente por los consumidores promedio que utilizan los diversos productos finales del petróleo, incluida la gasolina, el diesel, el gas natural, el asfalto y el betún. Para facilitar la sostenibilidad dentro de este sector, las compañías distribuidoras de petróleo trabajan para transportar el petróleo y sus componentes a los usuarios finales. Es una parte igualmente crucial de los tres sectores pues ayuda a mantener la sostenibilidad en toda la industria del petróleo y el gas. Tanto los consumidores a gran escala como a pequeña escala de derivados de petróleo y gas conforman el sector transformador.